MODERN PRINCESS BLOOMING. EL FLORECER DE UNA NUEVA ALEGRÍA DE VIVIR

¿Y si ser una “Modern Princess” fuese ante todo una cuestión de actitud? Una forma de liberarse de las convenciones con estilo. De conjugar elegancia con irreverencia. De afirmarse de la manera más encantadora posible. Lanvin abre un nuevo capítulo en su cuento moderno, presentándonos a una heroína cada vez más espontánea, cada vez más alegre. Una rebelde de corazón tierno decidida a hacer florecer el mundo a su alrededor. Esta singular musa hace reinar la alegría de vivir allá por donde pasa y deja flotando tras de sí un perfume irresistible, refrescante y a la vez cítrico: Modern Princess Blooming.

.

Una libertad estremecedora

Modern Princess Blooming es un floral afrutado con almizcle impregnado de entusiasmo comunicativo.

“Imaginé a la nueva Modern Princess como una mujer afirmada, alegre y optimista, llena de una energía chispeante que difunde a su alrededor”, cuenta la pefumista Nathalie Lorson. “Para mí es una aventurera que demuestra tanto seguridad en sí misma como dulzura. Por eso creé un jugo de sensualidad contrastado: el carácter enérgico de las notas de salida está compensado con la floralidad reforzada del acorde central; el sello olfativo de cada una de las flores que lo componen está acentuado”.

La fragancia atrae primero por su frescor, que evoca un estremecedor sorbete: la mandarina y el pomelo rosa aportan una vivacidad extra a una nota de sandía helada, afrutada y acuática a la vez. Este arranque de espontaneidad deja paso a un ramo generoso de osmanthus, jazmín y rosa damascena. Las notas florales vibran y resplandecen, realzadas con una pizca de madera de cedro y una nube de almizcles blancos aterciopelados.

.

Rojo pasión

Desde la creación de la fragancia original, el diseño de Modern Princess es un reflejo de la heroína de esta historia. ¿Su dimensión regia? El frasco con aire de vestido de baile, el cuello ceñido con un anillo de metal que evoca una corona. ¿Su dimensión moderna? La caja adornada con un juego de tipografía ultra contemporáneo. El lanzamiento de Modern Princess Blooming inaugura el reino del rojo… y de las flores. Roja es la tonalidad que adquiere de súbito, con transparencia, el vestido de cristal. Rojas son las decenas de flores que se abren en la caja y se multiplican hasta el infinito, como para transmitir el buen humor que tan bellamente irradia nuestra Modern Princess. Rojas son las letras que anuncian el nombre de esta nueva variación.

Sin duda alguna, de todos los colores, este es el que mejor expresa la personalidad vivaz de una princesa moderna.

.

Como una flor

Lanvin desvela una campaña inédita para este lanzamiento. La nueva Modern Princess está encarnada por Lena Simonne, modelo y destacada influencer dotada de un «no sé qué» muy francés que se adapta de maravilla a una heroína Lanvin. Qué importan los códigos, qué importa lo que piensen los demás… La Modern Princess recorre el mundo con libertad y lo transforma un poquito más a cada paso, inspirando toda la poesía de la naturaleza…

.

El lanzamiento de la fragancia tuvo invitadas especiales a través de un evento digital exclusivo para Bolivia. Este encuentro fue muy especial, en el que las invitadas compartieron su experiencia con la fragancia y además tuvieron la oportunidad de conocer el concepto de este nuevo perfume. En este encuentro estuvo también presente Pierre-Yves Bianchi  encargado de la marca para Latino América, y las ejecutivas de la marca para Bolivia  Alejandra Suárez y Michelle Salazar de marketing,  Silvana Bernachi  gerente general de Fragance y Emma Vercellesi  la gerente propietaria.

1.- Natalia Dávila  2.- Analía Vicente  3.- Clarissa Cingolani  4.- Luciana Abella  5.- Fabiane Moreno 6.- Laura Orellanos  7.- Pierre-Yves Bianchi  8.- Maria René Pomacusi  9.- El encuentro por zoom todos los participantes del evento.