CARRITOS CLANDESTINOS, COMIDA CALLEJERA NUTRITIVA, CREATIVA Y ASEQUIBLE

.

Esta comunidad de cocineros comenzó sus actividades hace algunos años de forma autogestionada interviniendo las calles de la ciudad de La Paz con la idea de denunciar diferentes realidades y llevar su cocina hasta el ciudadano de a pie de manera gratuita.

A lo largo de los años, Sabor Clandestino fue creciendo y evolucionando. Uno de los proyectos más conocidos por los bolivianos y con el que recorrieron diferentes ciudades de este país es el “Cascandole”, iniciativa que consistía en la presentación de un menú de degustación interviniendo diferentes espacios en los cuales los comensales no tenían ni idea de lo que iban a comer, algo así como una cita a ciegas con la comida, pero siempre con un concepto de denuncia, así como visibilización de diferentes realidades y problemáticas de nuestra sociedad. Definitivamente, una experiencia completa y única que los que aún no tuvieron la oportunidad de disfrutar, podría asegurar, se están perdiendo de mucho.

.

Algo que no es tan conocido es que este colectivo de cocineros también ha estado trabajando por una mejor alimentación en nuestra sociedad. Un proyecto que pude conocer a fondo y del que me enamoré, fue el de unas capacitaciones que realizaron a mamás y papás de una unidad educativa de la que estaban encargados los cocineros. Un día a la semana, llevaban meriendas para el recreo a todos los estudiantes. Al principio, este proyecto, destinado a un colegio ubicado en la ciudad de El Alto, me pareció digno de replicar, ya que por un día (al menos), los niños podían elegir comer cosas más saludables y nutritivas, dejando de lado el quiosco lleno, en su mayoría, de dulces y frituras.

Estas capacitaciones enseñaban a los padres de familia a realizar meriendas con productos locales, accesibles y naturales, pero con un resultado tan rico que cualquier niño o niña no tendría ningún problema en probar. Además, algo que me llamó mucho la atención al estar hablando sobre el proyecto fue que el precio de estas meriendas debía ser de Bs 1, premisa que llamaba a la creatividad de todas las mamás o papás, pero que con el apoyo de este colectivo de cocineros era bastante sencilla de cumplir.

.

Para continuar con esta aventura de trabajar por la alimentación de nuestra sociedad, actualmente el colectivo está iniciando un proyecto que aplaudo de pie, se llama “Carritos Clandestinos” una iniciativa que ya tenían en mente mucho antes de la cuarentena y que la comenzaron a cocinar hace un par de meses, primero lanzando una convocatoria pública a todos quienes se animaran a participar de la misma.

Se trata de carritos de comida callejera que tienen la idea de ofertar comida nutritiva, preparada con productos locales a precios accesibles, pero sobre todo ofrecer comida deliciosa. Para llevar a cabo este proyecto, se inició con una capacitación a todos los interesados y para concluir esta, se realizaron intervenciones en diferentes puntos de la ciudad ofreciendo a los ciudadanos de a pie diferentes creaciones de forma gratuita. Una vez concluido este proceso, se entregaron a los encargados voluntarios de cada carrito los instrumentos necesarios para que cada uno de ellos pueda ejecutar este proyecto desde su zona.

.

Tuve la oportunidad de asistir a su lanzamiento y quedé bastante sorprendido, les dejo este video en el que podrán ver un poquito de cómo aconteció [link video]. Hay 3 puntos clave que según mi perspectiva hacen de este proyecto una maravilla. El primero es que la comida que ofrecen es nutritiva, tratan de evitar frituras y lo típico que estamos acostumbrados a comer en nuestras calles. El segundo es que el menú es muy rico, pude probar varios platos y todos me encantaron, no tienen nada que envidiar a otro plato de comida al paso. El último y que puede llegar a ser muy importante al tratarse de carritos de comida, es que quieren estar presentes en diferentes puntos de la ciudad con diferentes contextos socioculturales dirigiéndose siempre al ciudadano de a pie con el insólito precio de Bs 10. Con él, puedes comer uno de estos deliciosos platos que además vienen acompañados de un maridaje que generalmente es una infusión o un jugo hervido.

.

Los Carritos Clandestinos estarán presentes en un principio en la ciudad de La Paz y El Alto, el proyecto inicia con 5 carritos que serán distribuidos en ambas ciudades. Me encantaría que está propuesta pueda expandirse por toda la ciudad y llegar a más departamentos de nuestro país. Es algo que considero muy necesario y estoy seguro que quienes llegaron hasta esta parte del texto lo apreciarían bastante.

.

De nuevo, felicitar a todas las personas que forman parte de este colectivo; sigan trabajando de esta forma. Los invito a todos a poder conocer más de este proyecto y si están en la ciudad de La Paz o planean visitarla pronto, no pueden dejar de probar la comida de estos Carritos Clandestinos que creo que harán de la cuidad un poco más maravillosa de lo que ya es. Pueden seguir a este proyecto en sus redes sociales como @SaborClandestino.

Gracias por leerme hasta acá, los invito también a seguirme en Instagram y Youtube donde me pueden encontrar como @thebolivianfoodie y seguir disfrutando de más contenido delicioso.

By |2020-12-10T22:29:46+00:00diciembre 10th, 2020|Foodie Style, Mundo Cool|0 Comments